Historia

White Winkle nació de mi necesidad de mantener a los perros siempre perfectos también a nivel estético para las exposiciónes. Ningún producto del mercado, cumpliò mis expectativas y por lo tanto no tuve más remedio que crear algo nuevo y natural al mismo tiempo. Partiendo de una antigua receta natural experimenté con algunos de los productos de dicha receta. Dada la naturaleza de los ingredientes, probé varias dosis en mis perros, hasta llegar a la fórmula decisiva y definitiva. Así se creó White Winkle para los campeones y para los perezosos del sofá.

Después de muchos años de duro trabajo, de grandes esfuerzos, de muchos pasos adelante y algunos, muy dolorosos, hacia atrás, puedo decir sin temor a equivocarme que he alcanzado la meta que siempre he perseguido. Mis bulldogs sobresalen en todas las competiciones más importantes del mundo, fuimos el primer criadero en trabajar en la cría seleccionada ENCI y, siempre los primeros capaces de entregar el prestigioso pedigrí rojo, el único criadero que realiza todas las pruebas de salud requeridas por ENCI y CIB además de otras, muy importantes para mí (por ejemplo la radiografía para el índice traqueal). Nuestros cachorros llevan casi treinta años llenando de alegría a numerosas familias de todo el mundo. Mi trabajo nació de un enamoramiento que se convirtió en pasión, amor por la raza. Pero el amornunca es suficiente. Para conseguir resultados y mantenerlos en el tiempo, en más de veinte años de actividad, mejorando año tras año, he mantenido la coherencia con respecto a lo que para mí han sido siempre los objetivos primordiales de mi trabajo: un perro sano y totalmente conforme al estándar. Continuamente estoy buscando objetivos que alcanzar. Siempre me he fijado en los que eran mejores que yo, en los que eran la excelencia en el mundo de la cría, para conectar con ellos, con sus habilidades y conocimientos. Henry Ford solía decir que “nada es especialmente difícil si lo divides en pequeños pasos”. Cada decisión que he tomado siempre ha tenido un efecto dominó en mis camadas, haciendo que me sienta orgullosa de mi trabajo día tras día. Sin duda, tener pasión, actitud mental y entusiasmo ha sido siempre el plus para alcanzar la meta que me propongo. Pero también he creído siempre en mí misma, y en mi proyecto de cría, esto ha creado un bucle virtuoso, objetivo tras objetivo. Cada camada fue un estímulo, pero también el resultado de un pensamiento racional y realista respecto a los objetivos a corto, medio y largo plazo: “Roma no se construyó en un día”. El azar es ciego, mientras que la probabilidad, el riesgo, se basa en la previsión y el conocimiento. Si pudiera expresar con una expresión algebraica mi trabajo sería:

“Constancia+Determinación+Estudio= BuckandSons”.

Y si la perseverancia y la determinación son características peculiares de mi carácter, el estudio es lo que me da las herramientas para hacer del mío el criadero más titulado de Italia, lo que cuenta con el mayor número de campeones, lo que fue el primero en ganar el CRUFTS, y lo que ha subido, entre otros podios conseguidos, al escalón más alto de Europa.

Luana Martinini

¿quieres saber más?

Contacto